Ficha de tienda

Comparte esta tienda

Vestimos personas, no cuerpos A sus 20 años, el suizo Thomas Meyer imaginó un futuro en el que las personas pudieran vestirse de forma diferente, con prendas que provocaran emociones positivas y que estuvieran al alcance de mucha gente. Así nació Desigual, en 1984. Desde entonces, el proyecto respira positivismo, compromiso, tolerancia, mejora constante, innovación y diversión. Porque como reza nuestro primer eslogan, Desigual no es lo mismo.

Mapa del centro